El primer «pandoro» realizado con insectos  

El primer «pandoro» realizado con insectos

El «pandoro», uno de los panes dulces de Navidad más difundidos en Italia junto con el célebre «panettone», pero con forma de estrella de ocho puntas y sin frutas en el interior, tendrá ahora una inédita versión que apunta a la alimentación del futuro y será realizada a base de insectos. Muy lejos de los orígenes de esta receta, oriunda de Verona y que se cree inspirado en el antiguo pan de Viena o en el «pan de oro» de las mesas ricas de Venecia, el nuevo pandoro incluye en la masa harina de gusano de seda.

La nueva especialidad gastronómica se basa en una receta elaborada por el «foodblogger» MasterBug, que sigue las indicaciones de Europa sobre la «Novel Food» y en particular los insectos comestibles, ricos en proteínas y ecosustentables.

Novel Food es el modo en que denomina a los productos alimentarios que las personas no han consumido de modo significativo antes de 1997, cuando se creó la primera regulación de la Unión Europea sobre el tema.

A partir del año próximo Italia permitirá entonces comprar y comer estos nuevos alimentos, dulces incluidos, de los que ya se nutren unos 2.000 millones de personas en el mundo.
Es el caso del pandoro, realizado con la clásica manteca, huevos, leche, harina blanca y el agregado en la masa de un 20 por ciento de harina derivada de los gusanos de seda criados para consumo alimentario humano.

Lo que nace a partir de estos ingredientes es el típico pan dulce de origen veronés pero con un gusto más decidido, semejante a la avellana.

Además del gusto, sin embargo, son dignos de mención los valores nutricionales de este pandoro. En efecto, la harina de los gusanos de seda es una importante fuente alimentaria: los porcentajes de contenido proteico y lipídico total por peso seco de harina son respectivamente del 55,6 y 32,2 por ciento. Las proteínas de las larvas del gusano de seda tienen altos niveles de aminoácidos esenciales como valina, valina, metionina y fenilalanina. El contenido nutricional de la harina de gusano de seda (Bombyx mori) por 100 gramos está compuesto de proteínas (55 gramos), grasas (8,5 gramos), fibras (6 gramos), carbohidranos (25,43 gramos) con un valor energético de 389,60 (Kcal/100gramos).

Estos datos ponen en evidencia que la harina de gusanos de seda, pero también los insectos en general, son una nueva fuente de proteínas de alta calidad. Por otro lado, son 90 los países donde los insectos representan un alimento muy común y algunas especies se consideran incluso como un alimento muy preciado.  (Fuente Ansa).

Los Domingos a las 11 hs. te esperamos en ITALIA MIA por AM 1320 Radio Area 1
Informacion, música, cocina, deportes, rincon legal, espacio coaching y mucho más….

Unete al grupo ITALIA MIA>>>> https://www.facebook.com/groups/792960887530202/ Para compartir vistas, fotos y más de esta Bella Tierra  Contacto: http://bit.ly/2mIVPZJ

Compartir este artículo

Comentarios

  • Carmen
    24 diciembre, 2017

    Come dice nostro comisario Doctore Montalbano «VA FAN CULO»

comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.